Atrévete a abrirla…

Documental “La Sierra”

"La Sierra"

Miguel Jimenez R.


La Sierra de “los muchachos”

La Sierra es un pueblo de la comuna 8 de la ciudad de Medellín; fue, hace apenas unos años, el escenario en que tomó lugar un prolongado y trágico conflicto armado que enfrentó a fuerzas paramilitares contenidas en el denominado Bloque Metro y a las guerrillas izquierdistas que dominaban la zona.

“Paras”, guerrilla y gobierno nacional fueron los protagonistas del día a día de los habitantes de este pueblo que como muchos tantos en Colombia ha tenido la desgracia de padecer el flagelo de la violencia.

Edison alias “El Muñeco”, comandante del grupo de paramilitares, cuenta que los motivos de la guerra no son otros que la defensa de la comunidad, de su barrio, de la tierra que lo vio nacer y crecer (e incluso morir). No es adrenalina ni “la plata” ni desorden psicológico lo que lo motiva a él y a sus “muchachos” a empeñar sus vidas en una guerra de muchos años con tantos muertos y vuidas; es el más elemental y racional de los intereses: la libertad de su gente. Y es que sus tareas no se limitan al tiroteo y la táctica de guerra; todo lo contrario, esta es apenas una parte (la única desagradable y a la vez la más fundamental) de su rol en esa sociedad. Sus palabras “yo no sólo me enfrasco en la guerra, yo pienso mucho en la comunidad” son representativas del papel que él y sus camaradas tienen: son los encargados de la coordinación y ejecución de planes comunales que incluyen desde la construcción de obras para el sector hasta fiestas de integración; son los jueces en cualquier conflicto que pueda generarse entre los miembros de la comunidad* y más importante aún, son modelos a seguir de jóvenes y motivo de orgullo para los adultos. Cargan con sus “fierros”, enseñándoselos a la gente como un mensaje de autoridad y de confianza en que habrán quiénes estén ahí para defenderlos cuando el gobierno no haga presencia.

La pregunta que entonces surge, luego del análisis de estos factores, es si puede ser descrita la Sierra, con ese panorama sociopolítico, como un caso de pluralismo jurídico**? La respuesta puede hacerse bajo dos perspectivas diferentes, una que llamaremos “de audiencia” y otra “de participante”***.

La perspectiva “de audiencia” es una visión ex post facto que aceptaría sin ningún problema que además de la influencia del gobierno nacional (que es una influencia innegable, considerando que hoy por hoy el gobierno es el bando ganador o al menos el que ha ganado más batallas) la relación del grupo de paramilitares con la comunidad cumple con todas las exigencias de ser un orden jurídico que existe paralelamente: tiene una razón de ser legitimada por la comunidad, cumple las labores de defensa y administración social y es vista por todos como autoridad arbitral.

La perspectiva “de participante” es una visión ex ante que vería la realidad de La Sierra desde los ojos de Cielo, o Jesús, o Edison, todos ellos habitantes de la zona. En el momento en que el Bloque Metro logra derrotar a la guerrilla y se logra la efímera paz (antes del nuevo enfrentamiento con los “Caciques”), para la comunidad, que ve en los “muchachos” y en sus “fierros”, los paladines de la seguridad y lo que ellos conciben como justicia, el Estado es un agente externo, “corrupto” en palabras de Edison, incapaz de solucionar sus problemas sociales y militares. Esta perspectiva no admite pluralismo porque la ley es lo que dicen los “muchachos” que acabaron con la guerrilla y le cumplieron a “su gente”.

Julián Niño

La Sierra hoy. El punto de partida de la visión "de audiencia" ex post facto.

* Edison lo narra así: “…se forma es una cadena de problemas entonces le toca a entrar a uno… la gente lo entra a uno, como uno es la autoridad, como uno es, mejor dicho, el juez aquí…”

** Pluralismo jurídico es la coexistencia de varios órdenes jurídicos sobre una población determinada, entendiendo por orden jurídico, siguiendo de cerca las tesis de Boaventura de Sousa, con un conjunto de normas ejercidas por una autoridad que actúa, a los ojos de la población, como arbitro en cualquier caso de conflictos o disputas.

*** No es otra cosa sino la aplicación de la tesis hartiana del espectador y el participante como elementos claves para la comprensión de los conceptos de validez y efectividad y su relación.


“La Sierra”

La sierra es un ejemplo significativo y característico de la realidad colombiana, que nos permite darnos cuenta de ciertos fenómenos sociales de una manera muy precisa, en este caso del pluralismo jurídico. Pero antes de entrar a analizarlo me parece importante aclarar que al igual que Boaventura no utilizaré el concepto de legalidad como algo central en mi análisis sobre el tema, pues como muy bien dice él en su texto, “la globalización del Derecho”, esto generaría que todos los otros sistemas jurídicos desaparecieran, bajo la mirada legal. Y es por esto que Boaventura nos da una definición de Derecho sociológica y antropológica, ya que para él es “un cuerpo de procedimientos y estándares normativos regulados, que se consideran exigibles ante un tercero que imparte justicia y que contribuye a la creación y la prevención de disputas, así como a la solución mediante un discurso argumentativo acompañado de la amenaza de la fuerza”[1].

Esta definición nos permite concebir a la sierra como un espacio donde confluyen varios sistemas jurídicos, pues como podemos apreciar en el documental, existen grupos armados al margen de la ley que por falta de control gubernamental, poseen un control sobre la zona. Control, al cual si le aplicamos la definición de  Boaventura sobre el Derecho podemos apreciar que constituye un sistema jurídico propio aparte del estatal, ya que estos grupos como una comunidad activa tienen su propio ordenamiento, y para demostrarlo cito a Kelsen, quien nos dice que “ una banda con un orden jurídico sólo correspondería si se tratase de la actividad sistemática de una banda organizada, que crea inseguridad en determinado territorio, al punto que constriñe a los hombres que allí viven bajo amenazas de males, a entregarles dinero y valores.”[2] Esto se ve muy claro en el documental de la sierra, debido a que las bandas que rigen allí, son efectivamente sistemáticas pues tienen en diferentes porcentajes, burocracia, retórica y violencia, características esenciales que tanto para Boaventura como para mi, dan el tinte de sistemático.

Inclusive para Kelsen un sistema jurídico es un conjunto de normas cuya unidad ha sido constituida en cuanto todas tienen el mismo fundamento de validez, la norma fundamental, de la cual deriva la validez objetiva de todas las normas pertenecientes al sistema[3] haciendo uso del principio de forma y del principio material. Este sistema se da dentro de una comunidad jurídica, la cual son todas las personas cuyas conductas son reguladas por medio del sistema jurídico con el fin de garantizar a la comunidad cierto mínimo de seguridad colectiva, estabilidad y preservación, y para ello se establece la obligatoriedad de una conducta por medio de una sanción, para que no se origine su contraria, la cual es considerada como perjudicial o socialmente inútil para la comunidad. Así cada comunidad diferente está siendo regulada por un sistema jurídico diferente debido a que presuponen una norma fundamental diferente o tienen una práctica social diferente (norma fundamental de Hart)[4].

En conclusión podemos afirmar que el documental de la “Sierra” es un claro ejemplo de pluralidad jurídica, pues como ya lo he venido demostrando, hay entes diversos al estado que tienen sus propios sistemas jurídicos y un control sobre la zona.

Juan Miguel Jiménez


[1] Sousa Santos, B. (1998). La globalización del Derecho. Bogotá: universidad Nacional de colombia: ILSA. p 20

[2] Kelsen, H. (1979). Teoría Pura del Derecho. (13ª Ed). México: Porrúa ed. p 60

[3] Kelsen, H. (1979). Teoría Pura del Derecho. (13ª Ed). México: Porrúa ed. pp 44-46

[4] Hart, L.A. (s.f). El Concepto de Derecho. (2ª Ed). Nacional ed. pp 125-137.


Espacio y tiempo: La sierra

Al final del siglo XX y comienzos del siglo XXI, en Colombia se ha  venido aceptando una concepción del derecho que se aleja de la tradicional  política liberal y se acerca a una idea de derecho lo suficientemente amplia y flexible[1] para comprender las dinámicas sociales y sociológicas como aspectos de su definición, partiendo de las características espaciales y temporales propias de estos tiempos en Colombia y América latina, donde gracias a diferentes factores se ha venido presentando un pluralismo jurídico[2] como lo mencionan los sociólogos jurídicos.

Entendiendo por pluralismo jurídico la coexistencia de dos o más sistemas jurídicos en un mismo espacio[3], alejándose así de la concepción tradicional donde el único sistema jurídico capaz, autónomo y reconocido para regular la conducta de sus afiliados es el estatal[4]. Además se reconoce la retorica; entendida como mecanismo de comunicación y estrategia  de toma de decisiones basada en la persuasión[5], la burocracia; como la estrategia fundada en las imposiciones autoritarias como las que hacen las instituciones[6], y la violencia; vista como la toma de decisiones bajo la amenaza física[7], como  elementos constitutivos de la comunicación del derecho y los sistemas jurídicos independientemente si es de naturaleza legal o ilegal (la condición para clasificarlos en estos términos es si el micro sistema del territorio se acomoda al sistema estatal reconocido como legal, si esta dentro de este es legar si esta por fuera es ilegal.)

De tal manera lo mostrado en  “La sierra[8]” si constituye un caso depluralismo jurídico, dado que coexisten varios sistemas jurídicos (el estatal, el de las AUC y finalmente el del ELN) dentro de la comuna 13 de Medellín,  desde la decada de los años 90. Como lo muestra el documental, ante la ausencia material del estado se han establecido en este sector popular los grupos armados al margen de la ley, en un primera el ELN y como respuesta a este asentamiento posteriormente las AUC en este caso concreto, quien cada uno al establecerse ha implantado consigo su propia interrelación entre los elementos constitutivos del derecho.

Es decir, se aprecia a grandes rasgos una diferencia entre el modus operandi de las AUC, el ELN y el mismo estado, en principio  porque un movimiento es de derecha y el otro es de izquierda, diferenciando así de manera sustancial el discurso o filosofía propia de dicha organización, es decir que el aspecto retorico es diferente entre estos dos, además de ser significativamente diferente al estatal. También cambia el aspecto burocrático entre los dos grupos armados que se disputan este sector, en la medida que ambos tienen una organización o estructuración diferente y propia, que además se aleja de la institucionalidad propia del estado colombiano. En cuanto a la relación que ambos grupos (AUC y ELN)  entablan con la violencia como elemento constitutivo de sus organizaciones, no es tan diferente como su estructuración  o retorica, dado que ambos grupos emplean altos niveles de violencia para poder ejercer el control territorial sobre este sector, lo que implica que su voluntad se convierte en la guía de comportamiento de los habitantes de este sector que terminan finalmente como afiliados a estos sistemas jurídicos propios e ilegales de ambos grupos armados ilegales, otorgando por todo lo dicho un estatus de sistema jurídico o de derecho dentro de este determinado territorio, en coexistencia con el sistema jurídico estatal el cual es el debidamente constituido.

Juan Pablo Vargas.


[1] Boaventura, de Sousa Santos. La globalización del derecho. Pg.21. Editorial ILSA. Cap. 1

[2] Ibídem. Pg.  23

[3] Ibídem. Pg. 24

[4] Griffiths, John. 1986. “¿Qué es el pluralismo jurídico?: diario del pluralismo legal y de ley no oficial”- Siglo del Hombre Editores. Bogotá: Uniandes. Libardo José Ariza y Daniel Bonilla.

[5] Óp. cit. Pg. 20

[6] Ibídem. Pg. 20

[7] Ibídem  pg. 20

[8] Documental “La sierra muerte en Medellín”.


LA LEY DE LA SELVA

Michel Foucault, propuso, la idea de que es necesario entender la sociedad como una red de relaciones de poder. En esta red, cada intersección de la misma, representa los objetivos finales de un individuo o un cierto grupo de individuos. En correspondencia con lo anterior también se encuentra la gubernamentalizacion, que desde el siglo XV, ha venido implementando su modelo de funcionamiento a través de una biopolitica o un biopoder. Me explicare. Los “bio” sistemas, cimientan sus principios en la intromisión del gobierno y el poder en cada uno de los aspectos de la vida.[1] Lo que nos lleva a decir que existen una multiplicidad de gobiernos y de poderes dentro de los limites de lo ordenado socialmente.

Por consiguiente,  la consideración anteriormente planteada, obligaría a que la concepción positivista de monismo juridico (que desde el siglo XVIII con la construcción de la teoría política liberal se ha asentado en la triada estado, nación y derecho)[2]; pusiera en juego desde su implantación una igualdad de derechos, deberes y oportunidades para cada uno de sus integrantes. Lo precedente de manera tal que cada individuo pueda realizar oportunamente y dentro de los limites de la legalidad cada uno de sus objetivos de vida sin ver disuelta su individualidad dentro de un colectivo estatal.

No es difícil descubrir que esta realidad en la cada uno pueda ver sus objetivos totalmente realizados, es mas que heterotopía[3] Un ejemplo muy sencillo de esto es la coyuntura expuesta en el documental de “la sierra”. En este se muestra una “comuna” de la ciudad de Medellín, en la cual conviven individuos  de clase baja. Estas personas ante la falta de eficacia de la gubernamentalizacion y la no presencia del derecho estatal (ya sea en burocracia, retórica o violencia), hace que se encuentren enfrascados en una existencia donde el sistema jurídico estatal, propuesto por el contrato social, no cumple su función de control social (ya sea en uno o en múltiples aspectos de la vida).

Con todo lo anterior se dan las condiciones para que dentro de esta sociedad se de origen a una multiplicidad de ordenamientos jurídicos que tienen su foco de origen en individuos o grupos  que cuentan con una autoridad.[4] Esta autoridad se halla reconocida en mayor medida, por la violencia, la burocracia y en menor medida la retórica, de los terceros que se encargan de juzgar este tipo de sistema jurídico. Según Boaventura de Sousa Santos, el derecho puede ser concebido como cualquier cuerpo de procedimientos y estándares normativos, que sean exigibles argumentativamente ante un juez o un tercero.

Como breve conclusión, creo que en toda sociedad, donde la biopolitica no haya logrado ser implementada con total cabalidad existe un vacío no solo jurídico sino también social. Este vacío da la posibilidad de origen a diversos sistemas jurídicos que se encargan de llenar estas falencias. Estos sistemas pueden ser de carácter infraestatal como el de el documental de “ la sierra”, o de carácter supraestatal. Pero al fin y al cabo todo individuo, hará todo lo posible para que su individualidad y sus objetivos de vida sobrevivan a esa red de relaciones de la sociedad. O es que acaso ¿no es así la ley de la selva?

“El que no come, será comido”.

LUIS ALEJANDRO ROJAS BERNAL


[1] Foucault, M. (1977). Historia de la Sexualidad: La voluntad del saber (trigesima edicion ed., Vol. 1). (J. Almela, Ed.) Mexico d.f., Mexico: Siglo XXI editores.

[2] Santos, B. d. (1998). La pluralidad de los campos sociojuridicos. In B. d. Santos, La Globalizacion del Derecho (C. R. Garavito, Trans., pp. 19-35). Bogota, Cundinamarca, Colombia: Facultad de derecho, ciencias politicas y sociales. Universidad nacional de Colombia.

[3] Múltiples utopías. Múltiples realidades. Múltiples especialidades.

[4] Santos, B. d. (1998). La pluralidad de los campos sociojuridicos. In B. d. Santos, La Globalizacion del Derecho (C. R. Garavito, Trans., p. 20). Bogota, Cundinamarca, Colombia: Facultad de derecho, ciencias politicas y sociales. Universidad nacional de Colombia.


“La Sierra”, ¿Pluralismo jurídico ilegal?

“La sierra”[1] consiste en un documental acerca de la organización de grupos al margen de la ley[2], que -como la mayoría- tienen su propio sistema jurídico (es decir, tienen normas y derechos exigibles a una autoridad ó a un tercero).

El pluralismo jurídico consiste en la coexistencia de dos ó más sistemas jurídicos dentro de un mismo espacio[3]. Todo sistema jurídico debe ser conocido como derecho por condensar dentro de si sus propias normas y regulaciones[4]. Los elementos constitutivos del derecho son: Retórica (capacidad de persuadir a la comunidad para hacer algo), Burocracia (instituciones que toman decisiones autoritarias) y Violencia (coerción para hacer cumplir la ley), estos sirven como comunicación entre el gobierno y la comunidad[5]. Las combinaciones de los elementos constitutivos del derecho varían de acuerdo a las necesidades sociales que estos grupos requieran[6].

En teoría todos los sistemas jurídicos existentes deben regirse con base al sistema jurídico macro (estatal) -lo cual no quiere decir que no se pueda diferir de él-. Para ser legal, el sistema jurídico micro debe aceptar el derecho del sistema jurídico macro; a la vez que debe acatar su espíritu, teniendo también su propio sistema regulatorio.

En el caso de “La Sierra” se puede hablar de pluralismo jurídico porqué coexisten en un mismo territorio[7] sistema jurídico estatal y sistemas jurídicos no estatales[8]. Los no estatales priman sobre el estatal en este caso. El Estado colombiano goza de los cuatro elementos constitutivos de todo Estado soberano que son: Población, reconocimiento internacional, fuerzas legítimamente constituidas y territorio. A pesar de esto, el poder del Estado colombiano no ha podido llegar a acaparar materialmente el manejo de todo su territorio, así como tampoco el control de los grupos al margen de la ley; los cuales también tienen normas y presentan los elementos constitutivos del derecho, es decir, tienen su propio discurso (retórica), tienen quién mande (burocracia) y gozan del sistema coercitivo (violencia) para quién infrinja el derecho de dicho sistema. Lo que les hace organizaciones capaces de sostenerse, auto regularse y auto validarse. Lo anterior les reconoce como sistemas jurídicos ó sistemas de derecho, que aunque no tengan la aceptación del sistema jurídico macro coexisten en un mismo espacio con él.

Juan Felipe Falla Cubillos.


[1] Documental “La Sierra”.

[2] Ubicados en la comuna 13 de Medellín, Colombia.

[3] Griffiths, John. 1986. “¿Qué es el pluralismo jurídico?: diario del pluralismo legal y de ley no oficial”- Siglo del Hombre Editores. Bogotá: Uniandes. Libardo José Ariza y Daniel Bonilla, Estudio Preliminar, en: Griffiths John, Sally Engle Merry y Brian Tamanaha, pluralismo jurídico. Bogotá: Universidad de los Andes.

[4]Santos, Boaventura de Sousa. 1998. ´El pluralismo jurídico´, capítulo 1 de La globalización del derecho. Los nuevos caminos de la regulación y la emancipación, Bogotá: Universidad Nacional de Colombia e ILSA.

[5] Ibídem.

[6] En el caso de los grupos subversivos es mayor la violencia y la burocracia, y menor la retórica.

[7] Comuna 13 de Medellín, Colombia.

[8] En este caso de las AUC y el ELN.